La Gnosis es una palabra griega que significa conocimiento; sin embargo, no se trata de un conocimiento común sino de un conocimiento superior, trascendental, totalmente práctico y vivencial, que está dirigido en forma íntegra a la conciencia de cada ser humano.
Es la experiencia íntima del desarrollo psicológico y espiritual, que trae las respuestas a las grandes interrogantes de la vida. ¿De dónde venimos? ¿Quiénes somos? ¿Hacia dónde vamos?
No es un conocimiento basado en teorías o conceptos, sino por el contrario, sus fundamentos y principios impulsan a comprobar científicamente, cada quien por si mismo, sus enseñanzas; pues con creer o no creer, jamás llegaremos al conocimiento objetivo.

Este conocimiento, si es aplicado correctamente, nos llevará de la mano hacia un mundo de conciencia superior, al desarrollo de facultades humanas extraordinarias que tienen como objetivo, ayudarnos a alcanzar verdaderos estados de libertad, felicidad, sabiduría, comprensión, tolerancia, altruismo, podemos resumir diciendo que nos lleva al ejercicio del amor universal auténtico.

Facultades tan anheladas como la clarividencia, telepatía, intuición, viaje astral; claves invalorables como la alkimia o la kábala; técnicas fabulosas como la meditación y la mantralización sólo son verdaderas si cumplen con el fin de ser herramientas que lleven a la humanidad a ser libre, feliz, sabia, solidaria y fundamentada en el amor.
Es importante aclarar, que esta enseñanza forma parte de una cultura que no es propiedad de una persona o institución alguna, proviene del fondo de todos los tiempos y más allá de las estrellas. Por este motivo, la sabiduría auténtica no tiene precio, no se puede vender ni comprar porque su origen es el Amor.

La gran develación consiste en la increíble noticia que esta gran fuente de poder y felicidad que las masas y los líderes han buscado en todos los tiempos se encuentra en el único lugar en que todas las doctrinas, escuelas, sistemas, modas, centros de control mundial, han ridiculizado…. en nuestro desconocido mundo interior.

Estas palabras, sólo pueden ser dos cosas; algo sin importancia o la verdad más grande que jamás podrás encontrar en ningún otro lugar… tú mismo.

El Instituto Cultural Gnóstico te entregará las claves para que lo compruebes por ti mismo.

Conferencia Pública en Todo Uruguay

EL ENIGMA FEMENINO

Inscríbete aquí: https://goo.gl/bxhVcg

La mujer es el ETERNO AMOR que fluye y palpita en todo lo que es, en todo lo que ha sido y en todo lo que será. Jamás faltó la mujer en las pirámides de Egipto; ella fue la Vestal que inicio a los grandes Maestros. Nunca faltó una mujer en el Templo de Delfos; aún nos parece verla sentada en la forma de la PITONISA, allá en el país de Grecia. Entonces pronosticaba grandes acontecimientos que se sucedían inevitablemente.

Vean ustedes cómo la mujer, a través del tiempo, ha guiado el curso de los siglos. En el viejo Egipto de los Faraones, la mujer, convertida en Cleopatra, enseñaba a las multitudes. Las CLEOPATRAS de la Isla Elefantina, en el Nilo, hacían resonar su verbo ante el fuego para enseñar a las gentes. Recordemos a la mujer convertida en una Sacerdotisa de Tebas: Las antorchas ardían mientras ella platicaba a las multitudes.