El Instituto Cultural Gnóstico del Uruguay, registrado en el Ministerio de Educación y Cultura (Personería Jurídica 7584) viene difundiendo la enseñanza Gnóstica en nuestro país hace más de 30 años, a través de conferencias públicas, talleres, seminarios y cursos.

Nuestro objetivo en difundir la enseñanza Gnóstica, es aportar a la sociedad en general, orientaciones tendiente al mejoramiento físico, anímico y Espiritual. No perseguimos fines de lucro ni buscamos proselitismo de ninguna índole. No estamos en contra de ninguna forma religiosa, al contrario, la enseñanza Gnóstica considera las religiones como “perlas engarzadas en el hilo de oro de Divinidad”.

¿Qué es Gnosis?

GNOSIS, un funcionalismo muy natural de la Conciencia, una filosofía perenne y universal, una verdadera escuela científica de iniciación en la vida, que persigue una transformación del Ser Humano, pretende que cada hombre cambie desde sus principios básicos y costumbres y se convierta en verdadero Hombre. Gnosis es una sabiduría trascendental y transformativa que enseña a la humanidad a ver, oír y palpar todas las cosas que hasta el momento se señalaban como grandes misterios y enigmas. Pretende que cada hombre tenga un Espíritu basto y lúcido, que intente establecer un nuevo orden racional y científico en las costumbres generales de vivir, inspirándose en las leyes inmutables de la naturaleza. Gnosis, una sabiduría altamente científica, profundamente filosófica, exquisitamente artística y extraordinariamente mística. Gnosis, una Doctrina Universal, que tiene como meta la Auto Realización Intima del Ser, es decir, el desarrollo armonioso de todas las infinitas posibilidades y facultades humanas. ¿Quiénes somos? ¿De dónde venimos? ¿Hacia dónde vamos? ¿Para qué vivimos? Hombre… Conócete a ti mismo y conocerás el Universo y a los Dioses!

Conferencia Pública en Todo Uruguay

EL ENIGMA FEMENINO

Inscríbete aquí: https://goo.gl/bxhVcg

La mujer es el ETERNO AMOR que fluye y palpita en todo lo que es, en todo lo que ha sido y en todo lo que será. Jamás faltó la mujer en las pirámides de Egipto; ella fue la Vestal que inicio a los grandes Maestros. Nunca faltó una mujer en el Templo de Delfos; aún nos parece verla sentada en la forma de la PITONISA, allá en el país de Grecia. Entonces pronosticaba grandes acontecimientos que se sucedían inevitablemente.

Vean ustedes cómo la mujer, a través del tiempo, ha guiado el curso de los siglos. En el viejo Egipto de los Faraones, la mujer, convertida en Cleopatra, enseñaba a las multitudes. Las CLEOPATRAS de la Isla Elefantina, en el Nilo, hacían resonar su verbo ante el fuego para enseñar a las gentes. Recordemos a la mujer convertida en una Sacerdotisa de Tebas: Las antorchas ardían mientras ella platicaba a las multitudes.